jueves, 9 de junio de 2011

Ya llega la revista “Ser Pobre Hoy”

Editorial
Como sabemos la pobreza es una situación universal, no pasajera, prácticamente crónica. La gente afectada no tiene el dinero ni los medios suficientes para sobrevivir sin ver desfavorecida su salud física y mental, y cuando no, terminar con ellas definitivamente. Además sabemos que la misma palabra “pobre”, como toda abstracción que realizamos es una generalización, que se refiere a individuos concretos y reales que muy probablemente tengan problemas con el acceso a la educación, salud, vivienda y un largo etcétera. El llamado pobre, no nace de una planta, ni fue traído por los extraterrestres (al menos no hay certezas de ello). Más bien la planta es la sociedad y los frutos que arroja son, entre otros, pobres.

Queremos celebrar que por fin los pobres tienen su revista, aunque sabemos que probablemente ellos no puedan leerla, las estadísticas son claras al respecto, la mayoría son analfabetos. Así es que incluso agregamos dibujos y elementos visuales que mitiguen esta problemática en nuestra publicación. Pero más que nada porque sabemos que ninguna revista de este tipo está dirigida sólo a la clase social que muestra en sus páginas. La mayoría de las veces se lo hace a la clase inmediatamente inferior, como hacen revistas tales como C*ras, Gent*, H*la, etc. (no ponemos el nombre completo por cuestiones legales, pero a buen entendedor...) que muestran la vida de la farándula, de famosos, con cierto nivel adquisitivo y de una clase social “alta”, pero que están dirigidas también a una clase inferior en la escala, como la “clase media”. No es muy difícil notarlo, esta última mira esas vidas ajenas con ciertas intenciones arribistas.

También están aquellas publicaciones más populares (P*parazzi, Pr*nto, etc.) orientadas incluso hacia clases mas bajas, pero que en sus páginas raramente vemos a pobres pululando, dando entrevistas o haciendo un desnudo. Pero donde seguramente vemos a muchos “mediáticos” de extrañas y dudosas procedencias por doquier. Parece que las revistas y publicaciones, para no decir la cultura mediática en general, muestran a unos actores y clases sociales más que a otros (clase alta, por ejemplo) incluso a los híbridos mediáticos, pero seguramente no muestran pobres, eso no es muy divertido. Y cuando muestran a la clase media o baja lo hacen con una chabacaneria y medio pelo despreciable. Resulta que nadie quiere verse a si mismo y mucho menos pagar por ello, mejor ver “dramas” ajenos y distraerse con ellos. Mejor apuntar más alto y lejos...

“Ser Pobre Hoy” está para ser exitosa y popular mostrando a los pobres, pero para no perder calidad por ello.
Les adelantamos algunas de nuestros contenidos, tenemos a los personajes más resonantes del ámbito: cartoneros, limpiavidrios, villeros, piqueteros, vendedores ambulantes, inmigrantes, drogadictos, familias con más de 7 hijos, los que piden monedas, los que las roban, etc. A usted probablemente recién cuando leyó los personajes que van a estar lo invadió un leve escozor, una molestia, algo de lástima e incluso un poco de miedo. Nosotros queremos que esos sentires y pensares no sean los predominantes y que si puede se haga amigo de un pobre, va a ver que son como cualquier otra persona.

lunes, 20 de diciembre de 2010

El Cuartito


Hoy les voy a hablar de un lugar muy especial para nosotros (mis múltiples personalidades y yo). Les voy a hablar del cuartito, y con ello no me refiero a un cuartito de merca, ni de faso, ni de maldad, sino a un lugar de mi casa enunciado como el diminutivo de un cuarto por sus pequeñas dimensiones, como así también su finalidad y sentido. A saber: tirar todo lo que no entra en otro lado allí. Es casi ((y otra vez las metáforas se imponen como olor a pedo) encima agrego tal artilugio retórico del lenguaje con un gran exponente) como el inconsciente de la casa. Aquello que no se puede mostrar ni a uno mismo ni a los demás, lo que no se quiere ver ni ser visto, lo que no es adecuado termina irremediablemente ahí. En este caso nosotros hacemos el rol de represión que desplaza a las cosas al estado de inconsciente, o sea al cuartito.
Sepan disculpar estos usos abusivos de un psicoanálisis berreta y chabacano, pero es que aprobé psicología en gran manera, no quiero ser pedante pero digámoslo sin más, me quedó un 9 de nota. El problema es la profundidad del alcance de esos conocimientos adquiridos a los cuales me cuesta ponerle límite. Realmente puede ser un problema, ahora todo tiene que ver con todo y ya no hay límites para los significados, están en todas partes.
Como poco verán en la foto, ese lugar se caracteriza en sus estructuras más íntimas y elementales por su despelote y desorganización reinante. Reinante digo porque ella es ama y señora allí, nosotros no, aunque intentamos varias veces ponerla a raya. No diría inútilmente, porque ningún intento de hacer algo lo es, más bien su justificación está en la acción misma. Una vez finalizada esta, los exquisitos podrán juzgar desde sus apoltronados altares superiores nuestro resultado y tildarlo de lamentable o malísimo. Pero a nosotros, y aquí ya me refiero a la especie humana en general (si, qué más voy a hacer que generalizar aquí) no nos interesan los resultados sino el hecho en sí, la acción.
Es como el sexo, repito, no nos interesa el resultado sino el hecho en sí (excepto que busquemos "la procreación" diría el abogado de la UCA, pero de eso no estamos hablando ahora).
Darle a tal mina o tipo porque nos gusta, nos interesa, porque nos parece lindo, porque resulta simpático, inteligente, agradable, más bien los porque no importan mucho para nosotros (y aquí me refiero a los hombres en general) la cuestión es darle a alguien. Si después vienen otras cosas, buenísimo.
Igual fea esa actitud bastante egoísta y pendenciera, yo no la práctico. Soy más bien un romántico, no le doy a cualquier cosa que se me cruce, ni siquiera si está dentro de los parámetros de lo que se dice ser una mina que está buenísima, que nunca más en la vida vas a tener esa oportunidad, que es más gauchita que maru botana, que nadie se va a enterar, que no te lo vas a olvidar jamás, nada de eso me importa. No, yo no soy de esos (capaz alguna de mis otras personalidades lo sea, pero yo no).
Bueno tampoco quería desviarme tanto y hablar de cualquier boludez que se me pase por la cabeza, como contarles que recién cuando venía caminando vi, no se si una mina o un tipo, o de seguro debía ser un traba, que estaba bastante bien, que lo miré y justo me cazó, entonces me guiñó el ojo y me dijo “lindo no querés que te haga unas cositas”, a lo que yo lo pensé por una milésima de segundo y casi le digo “puede ser”, pero la prudencia finalmente se impuso, por lo que agaché la cabeza y seguí caminado rápido por si acaso.
Está mini historia que les acabo de contar no se la digan a nadie eh, porque no quiero quedar como un miratrabas y mucho menos como un cometrabas. No porque tenga algo contra ellos, a decir verdad la mayoría de los hombres no lo admiten pero les interesaría tener una experiencia con alguno, o si la tuvieron repetirla, porque como habrá dicho algún humorista burdo de los que abundan, es la mujer ideal, al punto de no serlo.
La cuestión es que me gustan las mujeres (por ahora es así vio) y también que la historia que acabo de contar es una total mentira, un invento de mi imaginación repentino y casual (qué se creen que pienso en trabas todo el día).
No quería desviarme, estaba contándoles del cuartito, para que se ubiquen les tiro una caracterización al paso, como pancho de puesto callejero es insalubre, maloliente, desagradable, pequeño e inútil, un engaña pichanga total. No alimenta, ni llena, se justifica en su acción misma otra vez (comer), como intentar arreglar el cuartito, como el sexo, como la vida misma.
Lo que pasa es que queremos hablar de algo y hablamos de otras cosas, somos unos canallas, cobardes, inseguros y divagantes.
Si alguien no entiende lo que digo que vaya al primer posteo de este blog y va a entender todo, sino que lo busque en Google, sino que le pregunte a su mama o papá, sino al vecino, al diariero, al tachero o a un amigo. Sino que se vaya al carajo, qué se cree que les voy a explicar el sentido de la vida y batir la posta. No, eso es sólo mío, no se los puedo contar. Pensándolo bien, lo voy a tirar al cuartito y ahí quedará perdido para siempre y ya nadie podrá debelarlo. Seremos todos ignorantes, incompletos, buscadores, perseguidores. O más bien seremos y somos, como en el cuartito, siempre queriendo poner orden, organizar, entender vanamente, pero nunca inútilmente como dije, el hecho de querer, de hacer algo y de intentar el cambioás bien le mos y somos. Cs miuir existiendooresa xplicar el sentidolo busque en google, como un miratrabas y mucho menos como lo justifica, más bien le da sentidos a nuestras vidas.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Estoy en ningún lado

No me fui a ningún lado, estoy en ningún lado.
La peripecia es que está terminando el año facultativo con tps y parciales varios, así que pronto volveré cuando termine esos pequeños detalles.
Por lo pronto les dejo una imagen sacada desde mi terraza, un documento exclusivo confirmatorio de lo que sucede, del nombre del blog...


sábado, 27 de noviembre de 2010

La cuestión es que escribo

Volví! Porque este blog es la continuación de otro, aunque no les voy a decir cual.
Lo importante es que acá estoy cual Ave Fénix que renace de sus cenizas, aunque en el horóscopo chino tengo entendido que soy Búfalo de madera. Así que si quieren saber algo de mi, ya saben pongan eso en google y les va a decir la posta. Lo mejor es que el horóscopo, como habla bien de todos o casi todos (aunque seguro de usted hable un poco mal), me va a dejar bien parado. Yo nunca vi un horóscopo que diga, “este es un hijo de puta, ni se le ocurra acercarse”.
La cuestión es que escribo, no se por qué, tendría que estar haciendo otras cosas pero igual escribo. Es como el que está en una cita con una persona que no le gusta y se dice “tranquilo, solo estoy tomando una cerveza, con la diferencia que hay alguien ahí adelante que no se quien es y no me gusta”. Bueno en este caso la escritura es la cerveza, sólo la estoy tomando para alcoholizarme un poco, para ver borroso, para evadirme, pero... ¿Sólo para eso?
- No, claro que no. 
Me gusta escribir, me gusta empujar las teclas rápidamente haciéndome el Bill Gates, para después darme cuenta que escribí mal casi todas las palabras, quería poner “maravilloso” y puse “maracvilloorso”. Cómo puede ser que después de tantos años delante de un cuadrado con lucesitas uno siga haciendo esas cosas, hasta las palabras que tienen una letra salen mal. Aunque siendo generoso, la palabra maravilloso tiene su complejidad, el problema es que no sabemos muy bien a que carajo se refiere. Qué es lo maravilloso, de dónde sale, de dónde viene y hacia dónde va.
Bueno, como ya se darán cuenta acá voy a plantear muchas preguntas pero no le voy a dar respuesta a ninguna. Ese es el truco (aunque no haya que contarlos, dicen los magos): hacerse el loco preguntando cosas profundas y después hacerse el gil y no responderlas. Tirar la piedra y esconder la mano también le dicen.
Igual quédense tranquilos, acá van a encontrar muy pocos errores de escritura, porque mis errores ya los corrigió (alabados sean ellos) el Word, el Google Chrome,  toda mi conciencia intelectual y literata. Si es por eso se pueden relajar, pero en cuanto a lo otro, No!
- ¿Y qué es lo otro?
- No se, ni idea, pero vieron que siempre está lo otro, ese lado oculto y siniestro de las cosas. Seguramente hay alguien que me está observado ahora, pero cuando me doy vuelta se esconde. Es como cuando (y aquí va otra metáfora berreta) en las obras de teatro o series para los niños, el malo siempre se esconde cuando el protagonista de la historia quiere verlo, y los chicos gritan:
- “Ahí esta, ahí, ahiii!!”.
Y el protagonista pregunta:
- ¿Adonde?
Y otra vez toda la perorata. Y encima cuando lo ve al malo no se da cuenta, es tan ingenuo que tiene a la maldad misma delante suyo y no la ve!
Sepan disculpar, pero yo también crecí viendo este tipo de cosas y ahora tengo miedo, soy un poco paranoico. No se me acerquen por detrás en la oscuridad porque les hago una toma de yudo. Además porque no me gusta que un extraño se me acerque por detrás y menos en la oscuridad.
Lo "elemental" (estos sinónomos que me tira el Word, una que porquería no?) es que es divertido hacer esta boludes y escribir, me estoy divirtiendo. Espero que a ustedes también les parezca sino, bueno, se joden, yo la estoy pasando bomba. Así que volveré, esto no termina acá.
Como bien decía, me parece que es el momento ideal para las promesas, que nadie sabe si se van a cumplir, pero bueno, es su problema por creerlas. Les cuento que aquí mismo voy a escribir las cosas más geniales, hilarantes, desopilantes, interesantes, desconcertantes. En realidad estaba buscando palabras que vengan a la ocasión y que terminen con “antes”, nada más. Bueno de en serio, voy a escribir sobre todo, absolutamente todo y no me importa nada, me pueden sobornar, chantajear, amenazar, boicotear. Acá estaba buscando también, como se darán cuenta, palabras que terminen con “ar”. Lo que me hace pensar: cuantas palabras tenemos eh, cuantas que escribí ya, ¿No?
Mejor me voy a hacer otras cosas. Nos volveremos a leer...